🤰 LISTA DE 36 BUENOS HÁBITOS PARA NIÑOS QUE CADA PADRE DEBE ENSEÑAR. - NIÑO GRANDE(2019)

36 buenos hábitos - que los padres deben enseñar a sus hijos

Contenido:

Los niños admiran a sus padres a través de sus vidas. Los padres siempre son un punto de referencia para sus hijos, alguien a quien acuden en busca de ayuda cada vez que tienen problemas, y los niños adquieren este hábito desde el principio en sus vidas. A medida que crecen, los niños imitan el comportamiento y las acciones de sus padres, y los padres son los modelos a seguir para sus hijos. Su sabiduría y hábitos inevitablemente pasan a los niños. Por lo tanto, es importante enseñar a los niños a diferenciar entre buenos y malos hábitos, y elegir los buenos.

Deben tener hábitos saludables para los niños

Inculcar los buenos modales y los hábitos saludables para los niños puede sentirse como una batalla cuesta arriba. Pero debes ser paciente y guiarlos hacia el camino correcto. Los puntos descritos a continuación pueden considerarse hábitos saludables que los niños deben tener:

1. Comer sano

Pro Consejo: Hacer comida colorida.

Los niños están más inclinados a exigir más comida rápida, papas fritas, dulces, galletas y chocolates. Debe hacerles creer que incluso una comida saludable puede tener un sabor igual de bueno. Se les puede servir una versión casera de fideos, pasta, pasteles, galletas y pizza también.

Para hacer que los niños desarrollen este hábito saludable, siga el camino colorido: conviértase en un objetivo comer cada color del arco iris una vez a la semana, lo que significa comer alimentos de diferentes colores en una comida. No solo tiene beneficios para la salud, sino que también garantiza que los niños se diviertan comiendo. Los padres deben dar un ejemplo saludable comiendo alimentos regulares, nutritivos y bien equilibrados.

2. Actividad física

Consejo profesional: No alientes a sentarse, muévete a menudo.

Permitir que sus hijos se sienten y se sienten cómodos en el sofá y ver la televisión sería un gran error de su parte como padre. No dejes que tus hijos entren en un estilo de vida sedentario. Anímelos a que se pongan en marcha, tal vez a caminar o hacer ejercicio, o envíelos a jugar afuera. Planee una actividad familiar, conviértalo en algo divertido y haga que sus hijos se involucren. Eduque a sus hijos que ser un adicto a la televisión, tiene efectos adversos en la salud. Algunos de los riesgos para la salud que plantea un estilo de vida sedentario son los siguientes:

  • Obesidad
  • Problemas para dormir
  • Trastornos de atención
  • Problemas emocionales y sociales.

3. Centrarse en las etiquetas de alimentos y nutrición, no en diseñadores

Consejo profesional: Anime a los niños a leer y entender las etiquetas de los alimentos.

A cierta edad, especialmente en la adolescencia, los niños se interesan en las etiquetas de su ropa. Comience a educar a sus hijos sobre las etiquetas más importantes que deben tener en cuenta desde una edad temprana: las etiquetas de los alimentos. Una vez que adquieran este hábito, anímelos a aprender sobre el valor nutricional de los alimentos de la misma manera.

Muéstrales sus alimentos empacados favoritos y señala la información vital en las etiquetas de nutrición. Conviértalos en un hábito para que lean esas etiquetas, analicen el valor nutricional y luego decidan su valor. Recomiéndeles que se centren en los ingredientes clave, como la cantidad de grasas saturadas e insaturadas, azúcar, calorías y carbohidratos. Sus esfuerzos conscientes ayudarán a desarrollar hábitos saludables, que llevarán durante toda su vida.

4. Disfruten comidas familiares juntos

Consejo profesional: Haz que sea una prioridad disfrutar de la cena juntos.

En la ajetreada vida que vivimos hoy, casi no queda tiempo de calidad para pasar con la familia y los ancianos. Una vida laboral ocupada podría terminar significando que usted no puede sentarse con los niños y escuchar sus historias y problemas personales. Haga que sea una prioridad disfrutar de la cena con todos los miembros de su familia. Puedes discutir varias cosas y compartir tus puntos de vista; Esto tendrá un impacto duradero en sus hijos. Otros beneficios de comer juntos incluyen los siguientes:

  • Los niños empiezan a sentirse cómodos y se adaptan bien en la familia.
  • Los niños desarrollan buenos hábitos alimenticios y evitan la comida chatarra cuando están con ancianos
  • Los bonos se hacen más fuertes

5. Hidratación saludable

Consejo profesional: Bebe agua, no soda.

Beber refrescos es el rasgo más común adoptado por los niños pequeños que emulan a los ancianos. Debe guiar a sus hijos y reforzar la importancia de beber agua y evitar los refrescos.

Simplemente diga a los niños que el agua es saludable y ayuda a deshacerse de una serie de enfermedades; mientras que los refrescos no son saludables, ya que tienen mucho contenido de azúcar y suman calorías, causando problemas de peso. Infórmeles que el agua es un recurso vital y que debe tomarse en buenas cantidades para mantener una hidratación adecuada. Cuando sus hijos se dan cuenta de lo importante que es el agua para sus cuerpos, seguramente lo elegirán entre las bebidas aireadas que no son saludables.

6. Limpiando el desorden

Consejo profesional: proporcione un entorno organizado para sus niños en crecimiento.

La limpieza debe enseñarse a los niños por defecto desde el principio en la vida. Comience por organizar las cosas adecuadamente alrededor de los niños. Cuando se acostumbren a ver las cosas de una manera ordenada, querrán mantenerlas de esa manera también. Una vez que tengan la edad suficiente, puede ayudarlos y asignar tiempo para limpiar el desorden y colocarlos adecuadamente. Al hacerlo regularmente, pronto aprenderán y se esforzarán por organizar sus cosas por sí mismos.

7. Ser responsable con el dinero

Pro Consejo: Dales un presupuesto.

Tan pronto como sus hijos se vuelvan lo suficientemente responsables como para usar el dinero para ir a comprar cosas, puede comenzar a educarlos sobre el valor de su dinero duramente ganado. Puede hacer que sus hijos tengan el hábito de ahorrar dinero, dándoles dinero de bolsillo de vez en cuando, o tener una alcancía con ellos.

Déles un presupuesto y aliéntelos a administrar sus gastos y ahorrar dinero. De esta manera, sus hijos aprenderán el valor del dinero y comenzarán a ahorrar.

8. Compartir es cuidar

Consejo profesional: Comience por fomentar el compartir en casa.

Los niños deben saber el valor de ciertos objetos, aprender a ser agradecidos y ser lo suficientemente modestos como para compartirlo con aquellos que no pueden pagarlo. También enséñeles acerca de las cosas intangibles que se pueden compartir, como emociones, sentimientos e historias. Los niños aprenderán a compartir con su familia primero: padres, abuelos, hermanos, primos, familia extendida y luego con otras personas. Esta actitud de compartir lo hará una mejor persona.

9. No dejes basura en espacios públicos

Consejo profesional: lleve una bolsa de plástico para recoger sus desechos; llévalo a casa y tíralo en tu cubo de basura.

Cría a tus hijos para que sean ciudadanos civilizados y responsables. Explique que los espacios públicos no son para tirar basura y que uno debe tirar los desechos al basurero más cercano. Ayúdelos a desarrollar este simple hábito y pídales que lo sigan en todos los lugares, ya que les ayudará a convertirse en mejores personas. Haga un hábito de no tirar basura, y sus hijos seguramente seguirán su ejemplo. Siempre busque contenedores de basura para tirar cosas cuando esté fuera de la casa. Puede llevar consigo una pequeña bolsa de plástico cuando salga de la casa y recoja todos sus desechos: botellas de agua vacías, servilletas de papel, etc. Llévelo a casa y deséchelo en el cubo de basura en lugar de simplemente dejarlo en la mesa en el restaurante, o tirándolo a un lado de la carretera, o por la ventana del auto.

10. Sea cortés

Consejo profesional: trate a las personas de la forma en que usted quisiera que sus hijos las traten, con respeto y cortesía.

Ser cortés es una virtud admirada por todos. Enseña a tus hijos a respetar a las personas, ya sean ancianos o jóvenes. Explíqueles que incluso si se encuentran con alguien a quien no les gusta mucho, deben ser educados y ser parte de una manera decente. Deben ser tranquilos y cordiales con todos. Estas cualidades permanecerán con ellos toda su vida, y siempre serán respetadas con respeto. Comience por tratar a sus hijos con respeto primero, y verá que ellos aprenderán este hábito por sí mismos. Se cortés con la criada. Los niños hacen lo que ven.

11. Ser imparcial

Consejo profesional: Alentar y fomentar las amistades multiculturales.

Los niños nacen inocentes e imparciales, y la distinción es parte del condicionamiento social. Como padre, todo lo que necesita hacer es mantener a sus hijos alejados de la tendencia a discriminar. Guíelos para que sean imparciales y traten a todas las personas por igual, sean ricos o pobres, amigos o enemigos. Puedes animarlos a ser amigos de niños de cualquier religión o casta.

12. No dañar animales o aves

Consejo profesional: muestre documentales para niños y espectáculos de animales en la televisión.

Los niños suelen entusiasmarse con los animales y las aves. Algunos se sienten atraídos, otros les temen, otros se ponen a la defensiva, mientras que otros se mantienen tranquilos. Se les debe enseñar que los animales y las aves son criaturas vivas que se comunican a su manera y pueden ser amigables. Deben aprender a diferenciar entre las criaturas que son dañinas y las que no lo son. Recomiéndeles que se mantengan alejados de los dañinos y que sean amables y amigables con las mascotas. Puedes educarlos sobre el mismo mostrándoles documentales y espectáculos de animales en la televisión.

13. Hacer ejercicio regularmente

Consejo profesional: inscriba a sus hijos para practicar algún deporte.

Establezca una rutina para usted y su familia para pasar un tiempo juntos en una actividad física como caminar, trotar, nadar, hacer ejercicio o hacer yoga en casa. El ejercicio será beneficioso para toda la familia a largo plazo. Comenzar temprano en la rutina de los niños los mantendrá activos, en forma y flexibles. Ayudará a establecer un estilo de vida saludable para sus hijos. Agregue un poco de emoción a su entrenamiento poniendo música. La mejor manera de hacerlo es inscribir a su hijo en algún deporte. También les enseñará valiosas lecciones de vida, la más importante es la del espíritu deportivo.

14. No critiques ni intimides a nadie

Consejo profesional: Siempre señale los errores y fallas constructivamente.

La crítica puede hacer o deshacer a los niños pequeños. A una edad temprana, no todos son lo suficientemente sabios como para tomar comentarios críticos de manera positiva. Los padres deben vigilar y guiar de cerca a sus hijos en sus interacciones y modales. Los niños deben comprender que la crítica puede dañar a otros, por lo tanto, no deben hablar mal de los demás. La burla o el acoso innecesarios de alguien a quien apenas conoces por diversión es incorrecto y no es aceptable. Asegúrese de nunca hablar mal de los miembros de la familia frente a su hijo.

15. ser honesto

Consejo profesional: No les mientas a tus hijos. Incluso las mentiras blancas son mentiras. Intenta ser lo más honesto posible, en todo momento.

La honestidad es una virtud muy importante y debe aplicarse en los niños desde la infancia. Al ser un padre, usted es el modelo a seguir para sus hijos. Sus acciones y palabras tienen el mayor impacto en ellas, tanto positivas como negativas. Sea honesto en todo momento, especialmente en presencia de niños. Motívalos a decir la verdad en cualquier circunstancia.

16. La paciencia y la perseverancia.

Consejo profesional: Anímalos a dedicarse a la jardinería o la cocina.

Se dice con razón "La paciencia es una virtud", ya que los pacientes pueden estar en paz, y en el mundo estresante de hoy, la paz es lo que todos buscan. Inculque el rasgo de ser paciente temprano en sus hijos, para que crezcan tranquilos y pacíficos. Enséñeles a relajarse, a mantener la calma ya esperar su turno o a que ciertas cosas sucedan a su propio ritmo. Asegúreles que la paciencia ciertamente vale la pena, y que cualquier situación adversa puede tratarse a gusto. Anímelos a participar en actividades como la jardinería o la cocina, donde los resultados no son instantáneos y se requiere paciencia.

17. pagar gratitud

Consejo profesional: cultiva el hábito de orar dos veces al día.

Fomente una actitud humilde en sus hijos y enséñeles a estar agradecidos por todas las cosas, grandes y pequeñas. Cultive el hábito de rezar dos veces al día, después de levantarse por la mañana y antes de irse a la cama por la noche. Síguelo usted mismo, y sus hijos aprenderán de usted.

18. lavarse las manos

Consejo profesional: Enséñeles acerca de los gérmenes y enfermedades que pueden contraer debido a manos sucias.

Lavarse las manos antes y después de las comidas es la etiqueta más común que se enseña a los estudiantes de kindergarten. Hágales saber que lavarse las manos puede prevenir enfermedades comunes como la gripe, el resfriado y otras infecciones. Necesitas enseñarles las siguientes reglas básicas:

  • Lávese las manos antes y después de las comidas o después de jugar en la arena.
  • Use toallas limpias y secas, o tal vez pañuelos, para secarse las manos
  • Use lavado de manos antibacterial

19. cepillarse dos veces al día

Consejo profesional: Háganlo juntos: cepille sus dientes junto con su hijo.

La higiene oral es muy importante y requiere que se la cuide bien desde la primera infancia. Los hábitos impartidos desde el principio se mantendrán durante mucho tiempo. A menudo los niños se vuelven perezosos cuando se trata de lavarse los dientes, pero esta tarea de rutina no debe tomarse a la ligera. Como recompensa, puede tratarlos ocasionalmente con sus dulces favoritos. Educarlos sobre las formas adecuadas de cepillado:

  • Cepillo diario y dos veces al día.
  • Gárgaras después de las comidas: esto ayuda a evitar el mal aliento y las caries
  • Use hilo dental en los momentos apropiados
  • Limpiar la lengua con un limpiador de lengua.
  • No compartas tu cepillo de dientes

20. Orejas limpias

Consejo profesional: hazlo como parte del secado después de un baño.

Las orejas son uno de los órganos más vitales de tu cuerpo. Si se descuida la limpieza de sus oídos, se pueden producir muchas molestias e incluso infecciones. Hay que tener un cuidado especial para limpiar los oídos regularmente desde la infancia. La oreja externa debe limpiarse con agua y limpiarse con una toalla seca diariamente. A medida que los niños crecen, puedes enseñarles a limpiarse los oídos ellos mismos.

21. Duchas diarias

Consejo profesional: dúchate dos veces al día durante los veranos.

Ducharse es una necesidad básica y se recomienda para personas de todas las edades. Hay que hacerlo a primera hora de la mañana después de levantarse. Puedes hacer que tus hijos se duchen dos veces durante los calurosos días de verano. Alternativamente, sus hijos deben ducharse cuando regresen a casa después de jugar al aire libre. Ducharse rejuvenece la piel y los hace sentir frescos, listos para el día y para una buena noche de sueño.

22. Mantener el cabello limpio

Consejo profesional: enseñe a los niños la forma correcta de peinarse.

Los niños necesitan mantener su cabello limpio. El cuero cabelludo y el cabello a menudo se ensucian al viajar o jugar al aire libre. Deben lavarse el cabello con frecuencia, como mínimo una vez cada dos o tres días. Esto los mantendrá a salvo y lejos de las infestaciones de piojos, la caspa y el exceso de caída del cabello. Haga un hábito de aplicar aceite en el cuero cabelludo regularmente antes de lavarse. También asegúrate de usar un peine que toque el cuero cabelludo mientras peinas su cabello. Esto mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y promueve el crecimiento saludable del cabello.

23. Mantener las uñas cortas

Consejo profesional: Explíqueles cómo sus uñas pueden hacer que los gérmenes entren al cuerpo.

Los bebés a menudo tienden a meterse los dedos en la boca, por lo que es necesario mantener las uñas limpias y libres de suciedad. A medida que los niños crecen, puede entrenarlos sobre la necesidad de mantener sus uñas cortas y limpias. Puede explicarles cómo sus uñas pueden hacer que los gérmenes entren al cuerpo a través de rascarse o por la boca, lo que los enferma.

A medida que sus hijos crezcan lo suficiente para unirse a la escuela, debe comenzar a entrenarlos sobre el valor de la buena salud y los buenos hábitos. Aparte de los hábitos saludables que se mencionan anteriormente, aquí hay algunos que son esenciales para que los escolares los sigan:

24. "Por favor", "Gracias" y "Lo siento"

Consejo profesional: use estas palabras tan a menudo como pueda, con y frente a sus hijos.

Debe enseñar a sus hijos las tres palabras mágicas "Por favor", "Gracias" y "Lo siento", que les ayudarán a abordar muchos problemas con facilidad. El hábito de usar estas palabras de oro también hace que uno sea respetado y admirado en la sociedad. Sus hijos se encontrarán como personas educadas y de buen corazón. Practique el uso de estas palabras con sus hijos a menudo, y pronto usarán estos saludos con frecuencia.

25. Ayudando a otros

Consejo profesional: Anime a los niños a ayudar a una persona todos los días.

Cría a tus hijos para que tengan una naturaleza útil. Muéstrales el camino de la humildad y la generosidad. Anímelos a brindar una mano de ayuda a los necesitados siempre que sea posible. Haz tu parte; Ayude a las personas, ya sea un amigo o un extraño, en presencia de sus hijos, pero al mismo tiempo, adviértales que tengan cuidado con los extraños.

26. Tener una mentalidad sana y positiva

Pro Consejo: Inculcar el optimismo.

Los niños son muy sensibles y se desaniman fácilmente con cosas pequeñas o cuando las cosas no salen como quieren. Es muy importante que se involucre y hable con ellos para que esté al tanto de lo que están pasando sus hijos y de lo que piensan, para que no participen en ninguna conversación negativa. Evita los falsos elogios; en su lugar, asegurar el reconocimiento oportuno de sus logros y esfuerzos. Puede ayudar a los niños a desarrollar la autoestima asegurándoles sus capacidades y cualidades únicas y el estrés de que son amados sin importar nada. Trate de desarrollar su pensamiento para que sea lógico y práctico, para que puedan tener una mentalidad positiva y pensar en consecuencia cuando se enfrentan a situaciones difíciles a lo largo de su vida.

27. Pasa tiempo con tus amigos

Consejo profesional: Organiza fechas de juego los fines de semana.

Se dice que las amistades que se hacen en la escuela permanecen más tiempo, tal vez incluso de por vida. Esto es porque los niños tienen mentes inocentes; Hacen amigos sin ningún motivo egoísta. Y a una edad temprana, los amigos juegan un papel muy importante en el desarrollo social de sus hijos. Los niños aprenden valiosas habilidades para la vida como la comunicación, la socialización, la cooperación, la resolución de problemas y el trabajo en equipo al estar con amigos.

Durante la adolescencia y la edad adulta, los buenos amigos se convierten en parte del sistema de apoyo de sus hijos. Anime a sus hijos a hacer amigos y pasar tiempo socializando y relajándose con ellos.

28. No te saltes el desayuno

Consejo profesional: asegúrese de que tengan un comienzo del día saludable y nutritivo.

El desayuno es la comida más importante para todas las edades. Es especialmente obligatorio para los niños y para los que van a la escuela, ya que estimula el cerebro, el metabolismo y las funciones corporales y proporciona energía durante todo el día. Puede proporcionar a sus hijos cereales ricos en fibra en su desayuno, ya que ayudan a reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. Acostumbrarse a desayunar les resultará beneficioso en su adultez. Hágales saber las consecuencias perjudiciales que tiene saltarse el desayuno, y reitere que no comer en la mañana aumenta las posibilidades de volverse obeso.

29. Modales en la mesa

Consejo profesional: comienza temprano y fomenta la independencia.

Después de cierta edad, los niños insisten en comer ellos mismos. Aunque les guste sostener cucharas y tenedores, no lo hacen correctamente y en su lugar crean un desastre. Necesitan ser entrenados para comer por su cuenta de la manera correcta. Puede tratarlos como adultos y comenzar a mostrarles la etiqueta de tener las comidas de manera adecuada.

30. Participar en actividad física regular

Consejo profesional: dedique 40 minutos a algún tipo de actividad física todos los días.

Los niños deben mantenerse físicamente activos participándolos en actividades que les parezcan interesantes, ya sea practicando deportes, instrumentos musicales, natación o gimnasia. Este hábito aumentará el crecimiento de sus hijos en todos los sentidos. Los niños se mantendrán saludables y alertas; Aprenderán a ser fuertes y es probable que continúen estas actividades en la edad adulta. Si a sus hijos no les gustan los deportes o el temor de ir a una clase de gimnasia, aliéntelos a probar cosas nuevas y expóngalos a otras actividades. Tarde o temprano, definitivamente encontrarán algo desafiante, placentero y divertido.

31. leer todos los dias

Consejo profesional: conviértalo en parte de la rutina de la hora de dormir de sus hijos.

La mejor manera de inculcar el amor por la lectura en sus hijos es hacerlo parte de la rutina de la hora de dormir y de dormir de sus hijos. Elija libros que hagan de la lectura un placer para sus hijos. Conviértalo en un hábito diario y manténgalo, ya que lo ayudará a desarrollar la autoestima de los niños, mejorar sus habilidades de lectura y desarrollar su imaginación, vocabulario y creatividad. Es beneficioso para mejorar la relación y la comunicación con los padres.

32. Tiempo de valor

Pro Consejo: Alentar la puntualidad.

Somos conscientes de la frase "El tiempo es dinero" y conocemos el valor del tiempo y el dinero. Los niños necesitan que se les enseñe a hacer un uso adecuado del tiempo, aprender a prepararse a tiempo, seguir los horarios diarios y ser puntuales.

Haga que comprendan la necesidad de llegar puntualmente a la escuela, porque pueden ser castigados por no ser puntuales. Como familia, puede asistir a varias funciones o fiestas. Asegúrese de llegar antes o a tiempo para cada ocasión y, a medida que los niños crezcan, inculcarán el mismo hábito.

33. dormir a tiempo

Consejo profesional: Establezca una rutina regular para irse a la cama.

El sueño es crucial para un bebé en crecimiento así como para un niño en desarrollo. Debe inculcar la rutina "temprano a la cama, temprano para levantarse" en sus hijos temprano en la infancia. Los niños que van a la escuela necesitan estar activos y enérgicos todos los días, por lo que requieren un sueño adecuado. El sueño ayuda al cuerpo a retener toda la energía perdida durante el día. Dormir temprano ayudará a sus hijos a descansar lo suficiente, haciendo que se sientan frescos y activos al día siguiente.

  • Ponga a sus hijos a dormir temprano y duerma con ellos. Tenerte cerca hará que tus hijos se sientan seguros y tengan un buen sueño
  • Ir a dormir todos los días al mismo tiempo; esto ayudará a establecer el patrón para los niños, y aprenderán a dormir solos
  • Evite dejar que sus hijos duerman más tiempo del requerido en un tramo. Si es necesario, los niños pueden tomar una siesta corta durante la tarde.

34. Aceptar la derrota

Pro Consejo: Apóyalos a través de sus fallas.

Los niños son propensos a sentirse molestos si fallan. Es su responsabilidad como padre apoyarlos y motivarlos para que tomen la derrota de manera positiva y den lo mejor la próxima vez. Deben ser informados sobre los altibajos de la vida y hacerles entender que no todas las derrotas son permanentes. No siempre se trata de ganar o perder. El esfuerzo que pones y el progreso que logras también son importantes.

35. trabajar duro

Consejo profesional: ¡Enseña a tus hijos que no hay atajos en la vida!

Ilumina a tus hijos con la importancia de trabajar duro. Cultive el hábito de poner todo su empeño en lo que sea que hagan, ya sea leyendo, escribiendo o cualquier trabajo constructivo. Deben aprender el hecho de que la buena suerte sola no favorece el éxito; Requiere fuerte determinación y trabajo duro. Puede dar su ejemplo a sus hijos explicándoles cuánto trabaja para ganarse la vida.

36. No fumar, beber y drogas

Consejo profesional: abandone estos hábitos usted mismo y su hijo seguirá su ejemplo.

Los hábitos como beber, fumar y las drogas dependen en gran medida de los antecedentes familiares y la educación. Asegúrese de estar completamente involucrado en la vida de sus hijos, conociendo sus deficiencias y apoyándolos en cada etapa, ya que la negligencia y la falta de comunicación dejan a los vulnerables ante influencias externas. Necesita educar a sus hijos sobre hábitos tan poco saludables y enseñarles a mantenerse alejados en cualquier circunstancia. Además, advierta a los niños contra la influencia de sus compañeros. Como padre, usted puede ayudar en primer lugar al no beber y fumar.

Puede enseñar a sus hijos disciplina, pero si su hijo lo implementa o no, dependerá de qué tan bien usted, como padre, lo inculque en la vida cotidiana. Muéstrales el camino correcto y anímalos a permanecer en él, con refuerzos positivos y alabanzas.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Recomendaciones Madres‼