ūü§į LA HORRIBLE RAZ√ďN DETR√ĀS DE LA TOS DE ESTE BEB√Č CASI DETENDR√Ā TU CORAZ√ďN - BEB√Č(2019)

La horrible razón detrás de la tos de este bebé casi te detiene el corazón

Contenido:

Nadie sabe el amor como las mam√°s. Su beb√© es su vida y hacen todo lo posible para mantenerlo a salvo. ¬ŅPero est√°s seguro de que tus precauciones son suficientes? ¬ŅPodr√≠a su beb√© todav√≠a estar en riesgo de algo que amenaza con arrebat√°rselo? La experiencia horrorosa por la que pasaron este beb√© de diez meses y su madre te obligar√° a reconsiderar todas las precauciones que tomas para tu beb√©.

Little Laith pasaba el día en la casa de su abuela. Se arrastraba alegremente, todo bien con su mundo. Y entonces, de repente, comenzó a toser. Su madre Jude inmediatamente fue a ver cómo estaba, asumiendo que era solo una tos habitual.

Pero nada de esa ma√Īana ya era habitual. R√°pidamente se volvi√≥ aterrador.

Laith estaba luchando por respirar. Se había puesto azul y su boca comenzó a hacer espuma. Sus ojos estaban rodando. El miró con gran dolor y el corazón de Jude casi dejó de ver a su bebé en esta condición.

Inmediatamente, Laith fue llevada al hospital y le dieron ox√≠geno. Se recuper√≥ un poco, pero todav√≠a le resultaba dif√≠cil comer o beber. ¬ŅEra posible que algo estuviera atorado en su garganta? El personal realiz√≥ una radiograf√≠a para confirmar esto, pero qued√≥ claro. Durante los d√≠as siguientes, Laith tuvo fiebre y poco apetito, pero por lo dem√°s parec√≠a estar recuperando su salud.

Pero esto no debía ser.

Su madre pronto se dio cuenta de que había algo muy malo cuando se sentó para darle comida sólida. Aunque Laith masticaba su comida, rápidamente regurgitaba. La comida volvería a su boca. Los médicos atribuyeron este problema a la amigdalitis, o una inflamación de las amígdalas en la garganta. Este no es un problema grave y se puede corregir fácilmente con anestesia local para ayudar al paciente a tragar. Por un tiempo, Jude hizo lo que decían los médicos.

“Aunque no estaba convencido, probé el spray y Laith todavía luchaba por tragar. Pensé que era mejor darle un descanso de los sólidos y solo empecé a darle sopas y batidos hechos puré ".

Pero el coraz√≥n de una madre es m√°s intuitivo que el mayor equipo de m√©dicos. Jude sinti√≥ en alg√ļn lugar que algo estaba muy mal con su beb√©. Algo que los doctores no hab√≠an podido se√Īalar. Laith segu√≠a regurgitando m√°s comida. A veces lo hac√≠a justo antes de acostarse. Jude viv√≠a con el temor constante de poder ahogarse con su comida mientras dorm√≠a. Sus radiograf√≠as siguieron siendo claras. Pero √©l segu√≠a sufriendo

...

Y, finalmente, fue una operación y una investigación detallada del esófago lo que identificó el problema. La verdadera razón que causó a Laith todo el malestar y poner su vida en riesgo es más que sorprendente.

‚ÄúEl s√°bado 13 de agosto, operaron a Laith y encontraron un √°ngel de pl√°stico de casi 2 cm en su es√≥fago. Todav√≠a estoy tan traumatizada por toda la experiencia. En √ļltima instancia, no deber√≠a haber tenido que perseguir a los proveedores m√©dicos para obtener respuestas. El deber de cuidar a los ni√Īos y beb√©s nunca debe comprometerse. "Mi hijo no deber√≠a haber tenido que sufrir con tanta incomodidad durante tanto tiempo".

¡La parte más horrible de la experiencia de este padre es que puede suceder a cualquiera de nosotros! Puede suceder a pesar de las mejores precauciones. Como mamás, cuidamos a bebés de nuestra casa y mantenemos los peligros de asfixia lejos de nuestro bebé, pero de alguna manera, incidentes como estos nos alcanzan sin darse cuenta. Si no se diagnostica a tiempo, o se diagnostica incorrectamente como en el caso de Laith, es posible que tengamos que pagar el precio con la vida de nuestro bebé. Laith sufrió esto durante dos semanas. Nos estremecemos ante lo que podría haber ocurrido si el juguete hubiera estado atrapado allí por más tiempo. La conmoción y la angustia de ver a tu querida en un trauma tan severo pueden mancharte la vida.

Lo instamos a que tenga m√°s cuidado con sus hijos y tambi√©n instruya a sus cuidadores, familiares, etc. para que lo hagan. No guarde objetos peque√Īos en presencia de su beb√©. Les encanta poner todo dentro de su boca y no puedes arriesgarte. Tenga cuidado con los s√≠ntomas, como dificultad para respirar o tragar, p√©rdida del apetito o fiebre. Si sospecha que algo est√° mal, no se demore en visitar a su m√©dico y realizarse todos los ex√°menes necesarios lo antes posible.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Recomendaciones Madres‚Äľ